Categorías
Nacional

Servel inició análisis con Gobierno y Congreso de alternativas para un plebiscito “seguro” en octubre

Se conformará una mesa técnica que definirá los detalles mediante leyes o reformas constitucionales para asegurar la realización del plebiscito durante la pandemia.

El Servicio Electoral inició este martes el análisis, con el Gobierno y el Congreso, de las alternativas que permitan asegurar la realización del plebiscito constitucional del 25 de octubre, en medio de la pandemia de Covid-19.

La principal preocupación es cómo llevar a cabo el proceso evitando aglomeraciones y contagios y garantizar el derecho a voto también de las personas que están contagiadas con coronavirus, para lo cual el Servel ha planteado dos opciones: realizar el plebiscito durante dos días (24 y 25 ó 25 y 26 de octubre) o sólo el día 25, pero extendiendo la jornada de 10 a 12 horas y ampliando el número o la capacidad de locales.

El presidente del Consejo Directivo del Servel, Patricio Santamaría, explicó que la alternativa de “dos días que en definitiva nos permitiría ordenar la presencia de adultos mayores, personas en situación de riesgo, personal de salud, abrir espacios para distintas votaciones e incluso dejar, como en Corea del Sur, un momento final para que votaran personas en cuarentena, incluyendo contagiados”.

En tanto, “la segunda posibilidad es hacerla en una día, con una jornada ampliada, de 8 am a 8 de la noche, y más locales de votación”.

La forma en que se desarrollará la votación será definida por una comisión técnica que convocó el Servel, con el objetivo de instalar dos grupos de trabajo, “uno que rápidamente va a sacar las reformas, y otro orientado a temas sanitarios y que estará permanentemente evaluando cómo evoluciona la pandemia para que las personas se sientan seguras ese día”, según precisó Santamaría ayer en Cooperativa.

“Necesidad un proceso electoral seguro”

Para ello, comenzó esta mañana reuniones con representantes de los ministerios del Interior, de Defensa y la Segpres para estudiar, en principio, los pasos legislativos que habría que adoptar, ya sean, por ejemplo, reformas constitucional -para la alternativa de los dos días- o proyectos de ley -en el caso de extender la jornada de votación-.

“Recibimos una propuesta oportunamente del Servel, en orden a cómo hacer un plebiscito lo más seguro posible desde el punto de vista de la salud pública, y también cómo se puede ayudar complementando con algunas medidas y definir un curso de acción hacia donde tenemos que virar o legislativamente qué cosas tendremos que hacer para, en conjunto con las mesas de ambas corporaciones, poder definir este proceso y los tiempos legislativos que permitan sacar adelante un plebiscito ejemplar“, sostuvo el ministro de la Segpres, Claudio Alvarado.

Desde el Minsal, el ministro Enrique Paris dijo estar dispuesto estudiar que el plebiscito se extienda dos días si lo pide el Servel.

Una de las preocupaciones en torno a esa opción es el mayor gasto fiscal que significaría para el Estado: por ejemplo, en el pago a los vocales de mesa, por quienes desembolsó más de 4.400 millones de pesos en la última elección.

Más tarde, Santamaría se reunión también con representantes de organismos internacionales, los presidentes del Senado y la Cámara Baja, Adriana Muñoz (PPD) y Diego Paulsen (RN), respectivamente, e integrantes de las comisiones de Constitución de ambas corporaciones.

Desde la instancia de la Cámara Baja, el diputado Leonardo Soto (PS) pide definiciones rápidas para no tener complicaciones con los tiempos y dijo que “existe mucha preocupación porque el Gobierno nuevamente está actuando tarde y, al parecer, dilatando la presentación de distintas iniciativas legislativas que permitan que se pueda realizar un plebiscito seguro y participativo el 25 de octubre”.

A su vez, el presidente de la Comisión de Constitución del Senado, Alfonso de Urresti (PS) planteó también que se requiere una campaña de información ciudadana, ante “la necesidad de transmitir la seguridad de poder tener un proceso electoral seguro”.

Destacó asimismo que “a través del ministro Alvarado hemos visto una buena recepción, y acá tiene que haber un aspecto técnico, legislativo en lo que corresponda o administrativo del Servel, para poder asegurar más locales, más distanciamiento, utilización de lápices individuales; y hemos planteado también la necesidad del transporte, que no existan aglomeraciones”.

La recomendación de la ONU

En la mesa técnica participa también Marcela Ríos, representante en Chile del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), quien llamó a no realizar innovaciones, como sería el voto por correo.

Expuso también que “desde el PNUD hemos estado viendo la experiencia de otros países, que si les ha ido mejor o no, depende del momento de a pandemia, pero también de las medidas que han tomado para asegurar la información que va a ser muy importante. Eso es clave y es una responsabilidad del Estado en su conjunto, tienen que participar múltiples actores distintos, no sólo la administración de las elecciones, son también las campañas, temas de movilización”.

De momento, es probable que para el plebiscito será obligatorio el uso de mascarillas y que cada elector deba llevar su propio lápiz grafito.

[COVID19-BANNER position=”bottom” confirmed_title=”Confirmados” deaths_title=”Fallecidos” recovered_title=”Recuperados” active_title=”Activos”]
¿Qué opinas acerca de esto?